Hombres; Crisis de la mediana Edad (andropausia)

 
Crisis de la Edad Media en los hombre, conocido como;
ANDROPAUSIA(la menopausia masculina)
 
 
 
Bueno se que muchos se preguntaran el por que? de publicar este tipo de información, pero es que inspirada en un amigo me lanze a la busqueda de información sobre este tema que suele ser poco conocido, pero común entre mucho varones(aunque no lo reconozcan).
 
 Aqui les dejo lo que hasta ahora he encontrado al respecto, a los hombre les digo espero que les ayude a conocerse mejor y a aprender a manejar la situación con inteligencia, en cambio a nosotras las mujeres(ya seamos hermanas, amigas, esposas o  madres de dichos seres) espero nos ayude a comprenderlos y tratar de manejar dichas situaciones con mayor destreza y sabiduria y sobre todo paciencia.
 

Crisis de la mediana edad

Ma. Renée Cortés

Un misterio, una realidad, un pretexto, una historia personal o un fenómeno | Aun no se sabe a ciencia cierta qué es lo que le sucede al hombre durante esta etapa. Son protagonistas de extrañas actitudes; algunos empiezan a salir con mujeres menores(para probar que aún son capaces de conquistar o sentirse jovenes buscandoesa sensacion en dichas mujeres que a la larga terminan el más complicaciones a causa de la diferencia de edades), otros tratan de volver al pasado o experimentan fuertes depresiones. Los menos, encuentran un sentido a su vida.

Nuestra cultura parece no darle mucha importancia a este crucial período en la vida de los hombres, pero si muchos de ellos o bien sus parejas supieran más sobre el mismo, y lograran una mayor comprensión de lo que les sucede en su mediana edad, podrían evitarse muchos malentendidos y excesivos gastos económicos.

Andropausia es el término que se da a la crisis en la edad mediana del hombre, para explicar los cambios relativos que son un desafío para su bienestar. Si bien esta crisis puede parecer negativa, es una verdadera oportunidad para mejorar sus vidas(si la manejan adecuadamente).

Esta etapa, al igual que la menopausia en la mujer, está caracterizada por una caída en los niveles hormonales; el estrógeno en el caso de la mujer y la testosterona en el hombre.

Los cambios en el cuerpo ocurren muy gradualmente en el hombre y van acompañados de cambios de actitud y estado de ánimo; fatiga, pérdida de energía, impulso sexual y agilidad física. Estos cambios en mujeres en la etapa de la menopausia, son más evidentes. Sin embargo, tienen en los hombres, igualmente un efecto muy profundo en cada ámbito de su vida, ya sea laboral, emocional, social o físico.

“En la mujer, por el delicado balance hormonal que tiene, se justifica porque realmente hay cambios y adaptaciones en su organismo. Hay una base biológica para explicarla y cambios psicológicos que vienen acompañados; es una transición mas fuerte y más concreta. En la mujer es involuntario, aunque en diferente magnitud, todas están susceptibles a esta etapa”, explica el Dr. Franz Siles, médico psiquiatra y psicoanalista.

En el caso del hombre, no es así.

“Más tiene que ver como una identificación que puede comenzar(en algunos casos) desde los 30/35 años, dandose su enfasis en la etapa de 40 y 55 años donde se manifiesta una crisis; en la que juega más lo psicológico”. Es decir, que existe en los varones una mayor predisposición psicológica a posibles cambios que puedan darse en esta etapa.

Los hombres, al alcanzar cierta madurez, comienzan a cuestionar sus valores, logros y el rumbo de su vida.

“En la mitad de la vida es normal que como seres humanos nos cuestionemos y nos preguntemos acerca de la vida” explica Siles.

“El tiempo antes no era un elemento importante, sin embargo, en este periodo, se acorta y es un tema recurrente, pero puede ser positivamente utilizado”, comenta Siles.

EL PASO DE LOS AÑOS Y EL EGO

A lo largo de la vida los seres humanos estamos sujetos a cambios, lo importante es sacar algo positivo de los mismos.

Como explica Siles, “los cambios los tenemos siempre, son momentos de transición y se dan en aspectos personales, laborales, de pareja, etc. El tema es cómo aprovecharlos y no determinarlos como algo a lo que uno está vulnerable, sino como un momento para analizar la vida, ya que (en esta etapa), no todo se basa en la apariencia física o en lo material”.

Sin embargo, lo más complicado de todo esto para los varones, es poder aceptarlo. Es natural que un hombre a esa edad comience a cuestionarse si es atractivo y si tiene el mismo éxito que antes, en cada aspecto de su vida.

Tanto hombres como mujeres tienen la gran preocupación, muchas veces hasta obsesión, por verse más jóvenes que ayer.  Por este motivo se lanzan a la conquista de personas menores, buscando en ellas esa juventud perdida y que en  el mayor porcentaje de los casos terminan en problemas mas complicados, pues se han visto casos que han llegado a destruir nucleos familiares importantes por esta crisis y su mal manejo por la falta de conocimiento y Re-conocimiento de la misma.

“Actualmente, en la cultura occidentalizada, desafortunadamente la apariencia tiene mucho que ver con el éxito laboral. Llega una etapa donde todos quieren ser jóvenes nuevamente. Se vende más la imagen que antes y la juventud es idealizada. Uno que no es tan joven, se siente con menos posibilidades frente a los que si lo son”, comenta Siles.

Sucede que personas mayores fueron remplazadas por jóvenes profesionales en el trabajo y en otros ámbitos, y rinden homenaje a la juventud, haciendo lo imposible por alcanzarla, probando tintes para el cabello, yendo al gimnasio y sometiéndose a dietas estrictas; experimentan aventuras con mujeres jóvenes, solo por elevar la autoestima “perdida”.

Desde niño, el hombre tiene una posesión preciada y es, sin duda, el invisible y poderoso ego, que ocupa un papel esencial durante la andropausia.

Otro factor importante es que el hombre debe estar preparado a empezar una vida menos activa.

“En los esquemas tradicionales, el hombre es el sustento de la familia, el que provee. Sin embargo, con los cambios del nuevo siglo y la edad, ya no es así. Esto puede provocar una crisis; ya no se siente tan “útil” como antes”, comenta Siles.

EL LADO POSITIVO

A pesar de esta problemática psicológica que atraviesa el hombre, existen maneras de enfrentar la crisis, que pueden traer cambios positivos en la vida de un hombre.

“Ha llegado el momento de poner en balance lo que uno ha hecho, lo que va a hacer. El momento del balance puede ser positivo, dependiendo de la mentalidad con la que uno llega. El balance no es para juzgarse ni para sancionarse, puede servir para volver a retomar los valores fundamentales que uno fue dejando”, explica Siles.

La crisis de la mediana edad no es la última, pero si uno no está preparado, puede sentirse inútil con el pasar de los años. Esta etapa es previa a otra muy importante, la de la tercera edad, por ende este primer cambio sirve para que el hombre vaya preparándose para pasar de una vida activa, a una etapa en la que ya ha acumulado experiencia.

“Los beneficios se logran cuando uno capitaliza todo lo que es experiencia y la transmite”, reitera Siles.

Si un hombre siempre estuvo enfocado en la parte productiva, material, o de crianza y está acostumbrado a esa vida, es necesario prepararse a una que no esté centrada en esos aspectos. Es importante pensar que uno todavía puede cumplir muchas cosas.

“El tema central del mensaje de la crisis de la mediana edad es que el hombre comience a pensarse a si mismo”, afirma Siles.

Sin embrago, “el término andropausia está acuñado, y puede utilizarse como un pretexto para no pensarse a si mismo. Siempre se puede aprender más sobre uno mismo, sobre la vida o lograr algo que uno quería hacer pero nunca pudo por el tiempo, el trabajo o distintas cuestiones”, agrega Siles.

¿PRETEXTO?

Seguro que muchos hombres aseguran que pasaron por esta etapa, pero hay otros que no, lo que confirma que no es biológico, comenta Siles.

“Es un cuño de mandato social. Este momento se da solo en culturas occidentalizadas. Si analizamos en hombres de zonas rurales, no se da porque no hay esa conceptualización de proyecto de vida. La crisis es determinada por cómo la sociedad lo determina.”, explica.

En consecuencia, la andropausia es algo estrechamente vinculado con lo externo y no tanto con lo biológico.

La crisis, muchas veces, se toma fácilmente como un argumento. La andropausia no es un justificativo para buscar una pareja más joven, por ejemplo.

“Existen casos que explican mucho lo que es problemática de pareja, que en el caso del hombre, tengo pacientes que justifican sus problemas menores y mayores, con la andropausia”, agrega Siles.

A algunos hombres les cuesta siquiera admitir que existe un problema.

Red roseRed roseRed roseRed roseRed rose

***Espero este breve reportaje les haya ayudado a comprender esta difícil etapa y les de motivación para que sigan informandose sobre dicho tema, ya que todo lo que nos ayude a conocernos mejor nunca esta demás!!!!***

Liz@Open-mouthed

 
 
About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: