Asi crecimos en Puerto Rico

Un amigo muy qyerido me envio esto por e-mail, leanlo y me diran si es cierto o no!
 
 

Así crecimos en Puerto Rico …

Así crecimos en Puerto Rico…..¿pero como carajo sobrevivimos en nuestra infancia? Si viviste de niño o adolescente en los 60, los 70 o principio de los 80…

¿Cómo hiciste para sobrevivir? De niños andábamos en autos que no tenían cinturones de seguridad, ni marbete, ni bolsas de aire, ni "car-seats" en el auto. Cabían los que cupieran hasta en la falda y al guardia no le importaba un carajo si chocábamos o no, cuando te jodías en un choque, nadie le echaba la culpa al no tener el cinturón puesto.

Ir en la parte de atrás de un "tró" era un gufeo y todavía lo recordamos con gozo, no con un ticket de $150 pesos por un "acto inseguro".

Nuestras cunas estaban pintadas con brillantes colores de pintura a base de plomo y nadie se criaba con asma, problemas de piel, etc.

 No teníamos seguro contra niños en las botellas de medicina, gabinetes, puertas. Si te atrevías a joder con ellas te daban una pela cabrona.

Si eras hijo e’ puta y hablabas malo, te pasaban un ají por los labios hasta que se le exprimían las pepitas pa’ fuera; pero nadie te llevaba a ver a un siquiatra para controlarte el problema de humor o "anger management" que tenias.

No existían los nenes con problemas de atención, ni adultos con bipolaridad.

Cuando montábamos bicicleta no usábamos casco pues primero es que eran muy caros, y segundo, te veías muy pendejo. Si te caías, siempre había alguien que te decía, ven acá pa’ limpiarte la espalda y pararte.

 Tomábamos agua de la manguera del jardín y no de una botella de agua mineral.

La única televisión que veíamos era Pacheco, El Tío Nobel, y La Hora de la Aventura con Carrie Oliver. Superman era un hijo e’ puta que comía culo siempre. Después de eso era pa’ la calle a jugar porque tus pai’s iban aver las noticias con Evelio Otero o Aníbal González Irizarry, una vez al día, y si se las perdían, se jodian hasta el otro dia.

Salíamos a jugar con la única condición de regresar antes de que oscureciera, o mejor que eso, antes de que empezara "Cristina Bazán", que duró como 10 años si me preguntan a mí. Y si no estabas en la casa te comían el culo, claro, después de la novela.

Los almuerzos en la escuela eran gratis y la escuela te daba "break" para ir a tu casa a almorzar. Si no, había pollo frito o pavo desmenuzao en el comedor para variar. Y por supuesto la leche de comedor escolar… y algunas las servían con mantequilla de maní. Como si con la puñetera mantequilla de maní la leche caliente supiera mejor. Que cabrones los hijo ‘e puta nutricionistas de aquella época.

Los libros de la escuela eran gratis. Si eras un hijo e’ puta y los escribías, la maestra te daba una pela, la principal te daba una pela, tus pai’s te daban una pela, y si los vecinos se enteraban, también cogías unas galletas de ellos. Y de todas esas pelas, salieron abogados, doctores, ingenieros, etc. Si también salieron algunos hijos e’ puta pues siempre los hay, pero me aseguro que fueron los hijo e’ puta los que no cogían galletas como nosotros.

El único time out que conocíamos, era el que pedíamos a nuestros pai’s cuando nos estaban dando las pelas aquellas que nos buscábamos.

No teníamos celular, ni beepers. Si no estabas en el sitio que decías, era mejor que "fueras a tu casa" a decirle a tus pai’s pa’donde ibas.

Nos cortábamos, nos rompíamos un hueso, perdíamos un diente, pero nunca hubo una demanda por estos accidentes. Nadie tenía la culpa sino nosotros mismos, por pendejos o hijos de puta que éramos.

 Si por casualidad había un problema entre amigos, te entrabas a galletas con él, y luego se iban juntos a comprar limbels.

Comíamos bizcochitos, mallorcas, pan con mantequilla, matahambres, algarrobas con leche y azúcar, tomábamos bebidas con azúcar y hasta 2 yemas de huevos con azúcar ( a lo Rocky). Nunca teníamos exceso de peso porque siempre estábamos afuera jugando…

Compartíamos una bebida entre cuatro… tomando en la misma botella y nadie se moría por eso, ni se te pegaban infecciones. Y si de verdad eras un hijo e’ puta y no querías compartirla, simplemente la escupías adentro para no darle a nadie.

No teníamos Playstations, Nintendo 64, X boxes, juegos de vídeo, 99 canales de televisión en cable, videograbadoras, cine, sonido surround, DVD’s, celulares personales, computadoras, "chatrooms" en Internet..Teníamos el canal 2, el 4, el 6, el 7 (empujao), y el 11 (a veces, dependiendo en el papel de aluminio de la antena).

Salíamos. Nos subíamos en la bicicleta o caminábamos hasta la casa del amigo, tocábamos la puerta, gritábamos su nombre… o sencillamente entrábamos sin tocar y allí estaba y salíamos a jugar. Mientras en la casa del amigo, la mamá siempre hacia "jugo Tang" o un buen juguito de limón del país. Nunca mi mai’ la llevó a corte porque a mi me dieron churras por el jugo que me tomé allá.

Teníamos disco party’s de marquesina, donde el dueño de la casa siempre estaba asomao prendiendo la luz de vez en cuando, pa’ chequear, y se servia "jugo Tang" y galletas expor’ soda o "galletitas Ritz" con "chees wees" por una peseta, sin olvidar los sanguichitos de mezcla.

 

Si te ponías hijo e’ puta en la escuela, la maestra misma te daba una pela cabrona, pal’ carajo eso de demandar al departamento de educacion publica, y es mejor que tus pais’ no se enteren que la maestra te dio, pues te daban otra pela encima de esa.

En algún equipo que se formaba para echar un jueguito; no todos llegaban a ser elegidos y nadie pasaba ningún desencanto llevado a trauma. Algunos estudiantes no eran tan brillantes como otros y cuando no pasaban un año lo repetían. Con dos "efe’s" te colgabas. Nadie tenía problemas sicológicos o de aprendizaje. Era muy sencillo, o pasabas o eras bruto y te colgabas, nadie iba al psicólogo, nadie tenía dislexia, o problemas de aprendizaje, simplemente el muchacho era medio bruto o por lo general era un hijo ‘e puta, y si lo era, repetía y tenía una segunda oportunidad, los pai’s no gastaban $10,000 en pruebas sicológicas que a la larga demuestran lo mismo, o es que eres bruto o eres un hijo e’ puta.

 Si eras un hijo e’ puta, "Santa Clo" no te traía un carajo. Si eras un comemierda, te pasabas solo, y por lo general, cogías tu pela en la calle de vez en cuando, pa’ que no jodas.

Compartíamos lo que teníamos, si se rompía, pues que se joda.

Gozábamos en las verbenas de la iglesia católica, aunque no fueras católico, y si tu pai no iba a la iglesia, daba orgullo verlo" patrocinando" el kiosco de las cervezas y en ningún momento tenia "un problema de alcohol".

Recuerdan a "Tamborito y Colorina", las tablas de multiplicar de Sandra Zaiter, lo mas dañino en la TV era el Chapulín y el Chavo. Lo mas sucio, depravado, degenerado y, hasta en veces extremas tomado como (ríanse) pornográfico!, eran los discos de Álvarez Guedes!!!!!!! Gran Dios de las Buenas Palabras, Malas Palabras y Otras Palabras. Que paveras! Por mas mongo que fuera el chiste el siempre te hacia reír con su mala palabra al final…"Señor le vendo un guanajo (un pavo)…

 No habían video clubs todavía así que veías la película en el cine y si tenias suerte la pasaban por TV como 5 años después…y quien no tenia un TV en blanco y negro en la casa??? El mas pequeño era de 13 pulgadas en promedio. Claro esta…a levantarse a cambiar el canal o tus papas te usaban a ti de Control remoto para cambiar canales.

 Quien necesitaba, Haagen Dazs, Carvel y Baskin Robbins? A ir a la plaza a comer helados de los chinitos!! Nadie estaba pendiente de dietas…el que estaba flaco era que estaba jodío o enfermo o era "místico" para la comida. Si estabas gordito eras una persona saludable y hasta el médico te lo decía!

Café negro o café con leche… quien rayos necesita un latte, un Moccachino, un Capuccino, etc… café frio??? Que insulto!!!!

Teníamos libertad y restricciones, fracasos, éxitos, y responsabilidades…y aprendimos a manejarlos. Pero la gran pregunta es ¿como hicimos para sobrevivir? y sobre todo para ser las grandes personas que somos ahora. Yo tengo la respuesta, TENÍAMOS AMIGOS. Amigos de carne y hueso, con un rostro, a quien veíamos a diario, no un "screen name", no un "log in name". Amigos que nos consolaban cuando estábamos tristes, nos tapaban cuando metíamos las patas, nos reíamos juntos y compartíamos en las buenas y en las malas. ¿Eres tú uno de esa generación? Si lo eres, entonces envía este mensaje a tus conocidos de tu misma generación o a gente más joven para que sepan como éramos antes, y de seguro dirán que eso estaba cabrón!!!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: